Fundación Patrimonio Comunal Olivarero

Noticias de actualidad

30Jun 2021

Dieta mediterránea: qué alimentos ayudan a proteger la salud ocular y fortalecer la vista

Una bondad más se suma a la lista de beneficios asociados con seguir un estilo de alimentación mediterráneo.

Según un reciente estudio encabezado por la Universidad de Burdeos, una dieta con un alto consumo de verduras, legumbres, pescados azules, cereales, aceite de oliva y especialmente frutas, se asoció con tasas más bajas de degeneración macular y otras complicaciones de salud ocular

No existen dudas: la alimentación es nuestra mejor medicina. Sin lugar a dudas el último año la calidad de los nutrientes con los que basamos la dieta se ha vuelto una medida fundamental de salud y un factor clave en la prevención de enfermedades crónicas. Con base en ello, es bien sabido que seguir el estilo de alimentación mediterránea es una de las más recurrentes recomendaciones de la ciencia y médicos, es considerada la dieta más saludable y sostenible a largo plazo. Si bien cada día son más los estudios que avalan sus inmensas bondades medicinales y terapéuticas, es momento de hablar sobre un gran beneficio que muchas veces pasamos desapercibido: sus excepcionales beneficios para proteger la salud ocular y fortalecer la visión. De acuerdo con un estudio de origen europeo, seguir una dieta de inspiración mediterránea es un gran aliado para mejorar la salud ocular e inclusive reduce el riesgo de desarrollar degeneración macular y otras afecciones visuales.

Si bien de cierta manera no es ninguna novedad decir que seguir una dieta basada en plantas, es la llave de la salud y longevidad. De manera particular, los investigadores de la Universidad de Burdeos que encabezaron este estudio, encontraron tasas más bajas de degeneración macular entre las personas que comían más verduras, legumbres (frijoles), aceite de oliva, pescados grasos y fruta. El estudio analizó los datos de casi 5,000 personas de 55 años o más y descubrió que aquellos que siguieron una dieta mediterránea presentaron un 41% menos de probabilidades de desarrollar degeneración macular en etapa tardía que aquellos que no siguieron la dieta. De hecho, el estudio comprobó un dato bastante interesante: las personas que comían al menos 150 gramos (poco más de 5 onzas) de frutas por día redujeron su riesgo de desarrollar degeneración macular hasta en un 15% más. Cabe mencionar como parte de las revelaciones del estudio, que las personas que tenían degeneración macular preexistente solían consumir con más frecuencia comida rápida, comidas preparadas, productos lácteos y carne; en comparación con quienes no tenían degeneración macular.

Según información liberada por la Organización Mundial de la Salud 2.200 millones de personas padecen de alguna deficiencia visual y por lo menos 1.000 millones de esos casos podría haberse evitado a través de ajustes en el estilo de vida y la alimentación. Por lo tanto este estudio se suma positivamente a la creciente evidencia científica y médica, en la que se confirman los devastadores efectos de seguir una mala alimentación, como un factor importante en el desarrollo de este tipo de enfermedades oculares degenerativas. De acuerdo con información liberada por Clínica Mayo, la degeneración macular en específico es un trastorno ocular frecuente en personas mayores de 50 años y que se presenta con visión central borrosa o reducida debido al adelgazamiento de la mácula. La mácula es la parte de la retina responsable de que la visión sea clara en tu línea de visión directa. Esta enfermedad es una de las principales causas de pérdida de la visión entre los estadounidenses mayores, provoca la pérdida de la visión central, que es crucial en las actividades cotidianas como conducir, leer y escribir.

Por fortuna hoy sabemos con mayor claridad que las enfermedades crónicas como la degeneración macular, demencia, obesidad y la diabetes, tienen su origen fundamental en malos hábitos alimenticios. Así como hay determinados nutrientes que influyen positivamente en el funcionamiento de los órganos más importantes del cuerpo humano, existen algunos específicos que son simplemente indispensables para mantener sanos y en buen estado los ojos. 

¿Cuáles son los mejores alimentos mediterráneos para los ojos?

– Verduras: Si bien todos los vegetales se asocian con una importante densidad en nutrientes que benefician la salud, de manera específica se recomienda el consumo de aquellas variantes que brillen por su contenido en dos carotenoides: luteína y zeaxantina. Tienen propiedades antioxidantes y funcionan para proteger a los ojos de los dañinos rayos ultravioleta que se encuentran en la luz solar, son un gran aliado para disminuir el riesgo de desarrollar cataratas, degeneración macular y resequedad ocular. Apuesta por el consumo de vegetales como: verduras de hoja verde, col rizada, brócoli, espinaca, hojas de nabo, hojas de berza; y también las variantes de color amarillo y naranja, que incluyen calabaza de invierno, maíz, zanahorias y pimientos. Otra gran fuente de luteína y zeaxantina son los huevos, específicamente las yemas de huevo.

– Aceite de oliva extra virgen: No existe la dieta mediterránea sin el maravilloso aceite de oliva, es la grasa base que se utiliza para llenar de nutrientes, vitaminas, minerales y grasas saludables todo tipo de platillos. El aceite de oliva es oro líquido para los ojos, ayuda a prevenir la degeneración macular gracias a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, se recomienda consumir todos los días dos cucharadas de aceite de oliva.

– Frutas: Apuesta por las variantes que se destaquen por su contenido en vitaminas A y C, son aliados infalibles para proteger la salud ocular y gozar de una visión perfecta tanto de día como de noche. Las mejores recomendaciones son frutas cítricas como naranjas, mandarinas, toronjas, limones y limas, el kiwi, la piña y las fresas también son perfectas.

– Semillas de girasol y soja: Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) consumir tan solo 30 gramos de semillas de girasol o de soja al día, suponen la mitad de la cantidad diaria de vitamina E recomendada. Es bien sabido que se trata de un nutriente que actúa como un escudo frente al envejecimiento, su consumo se asocia con beneficios para mejorar la visión y reducir el riesgo de enfermedades.

– Pescados azules: Los alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 son muy importantes para los ojos, de manera específica juegan un papel en el correcto funcionamiento de la retinaDe hecho se cuenta con estudios en los que se ha comprobado que niveles bajos de omega-3, se relacionan con la degeneración macular y el síndrome del ojo seco. Apuesta por pescados como el salmón, bonito, atún, sardinas y trucha.

Fuente: El Diario

Artículos relacionados

30 Sep 2021
Andalucía debe invertir en optimizar sus olivares con el objetivo de conservar su competencia a nivel nacional e internacional, y para ello debe optar por una transformación del olivar hacia cultivos intensivos, irrigados, sostenibles y más eficientes que los cultivos tradicionales.