Fundación Patrimonio Comunal Olivarero

Noticias de actualidad

20Sep 2022

Más frutas y verduras y menos frituras en comedores escolares: nueva normativa del Ministerio de Consumo

El nuevo curso está a punto de comenzar en España y miles de alumnos y alumnas volverán a las clases. Muchos de ellos se quedarán al mediodía para realizar su principal comida en algunos de los miles de comedores escolares que hay en los colegios de España. Así, un 36,4% de los alumnos de Educación Infantil y el 29,4% de los estudiantes de Primaria fueron usuarios regulares de los comedores escolares (datos del informe de comedores españoles de 2018). 

El proyecto de Real Decreto de Comedores Escolares salió el jueves 15 de septiembre de 2022 a audiencia pública, con lo que se abrió un plazo de 15 días hábiles para que los interesados hagan sus comentarios y presenten propuestas de mejora, antes de la aprobación de esta norma, prevista para el segundo semestre de 2023.

La normativa, impulsada por el Ministerio de Consumo y consultada ya con las comunidades y los sectores afectados, se prevé implantar en los centros educativos públicos, concertados y privados de Infantil (2º ciclo), Primaria, ESO, Bachillerato, FP y Educación Especial.

El Ministerio de Consumo plantea incluir al menos un 45% de frutas y hortalizas de temporada y promueve que los centros educativos tengan cocina propia.

Asímismo plantea que los menús incorporen alimentos de temporada característicos de la dieta mediterránea, como hortalizas, legumbres, cereales, frutas, frutos secos y aceite de oliva. Y al menos el 5% de estos alimentos deberán ser de producción ecológica. Además, impulsa la disminución del consumo de carne animal, aumentando a cambio el de proteína vegetal.

Además, pretende aumentar hasta un mínimo del 5 % el uso de alimentos de producción ecológica y prioriza el uso de los producidos de forma respetuosa con el medio ambiente y el bienestar animal.

Contempla también la disponibilidad de menús especiales tanto por diagnóstico médico debido a alergias o intolerancias, como por razones culturales, éticas o religiosas.

Insta a reducir la sal, los concentrados, los potenciadores del sabor, las salsas y el azúcar en las preparaciones y aboga por aliñar con aceite de oliva virgen extra y cocinar y freír con el de oliva o girasol alto oleico.

La iniciativa de Consumo también recomienda la distribución de jarras de agua potable, del grifo, en las mesas de los comedores (salvo que no sea posible por motivos de suministro), así como introduce medidas para la reducción de residuos y el desperdicio alimentario.

La intención del Ministerio con esta normativa es garantizar el acceso a una alimentación y nutrición de calidad, saludable y sostenible. Se acerca así al modelo del plato de saludable de Harvard que tan buenos resultados está dando como forma para garantizar esta alimentación saludable. Unas medidas que tratan de sacar a España de estar entre los países de Europa con mayores índices de sobrepeso y obesidad (informe Aladino 2019).

Esta iniciativa está en consonancia con la que ya propuso el Gobierno de regular la publicidad de alimentos en niños.

Con esta propuesta se pretende también elevar el nivel de protección de la salud de los escolares e introducir criterios nutricionales y de sostenibilidad para la contratación, adquisición y oferta de alimentos y bebidas en los centros educativos.

Pedro J. Martín Pérez
Médico de Familia y Comunitaria
Experto Universitario en Nutrición Cínica y Salud Nutricional

Artículo completo: Info Norte Digital

Artículos relacionados

20 Ene 2023
Un estudio realizado por investigadoras del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) muestra cómo el consumo regular de aceite de orujo de oliva puede tener efectos positivos en la salud cardiovascular y en patologías asociadas, como la diabetes y la obesidad.