Fundación Patrimonio Comunal Olivarero

Noticias de actualidad

Castillejo de Iniseta (Cuenca)
20Ago 2021

Días de vino y aceitunas: cómo las antiguas formas de cultivo están dando sus frutos en España

Los métodos regenerativos “ sin arado ” adoptados en pequeños viñedos se han extendido a los olivares y a los principales productores de vino, impulsando la biodiversidad y las ganancias.

Lo llaman el mar de los olivos, 70 millones de olivos que se extienden hasta el horizonte en todas direcciones en la provincia de Jaén en el sur de España . Es un paisaje espectacular y, sin embargo, olivos aparte, la tierra está prácticamente muerta, sin apenas una flor, pájaro o mariposa a la vista.

Todo esto podría estar a punto de cambiar tras el notable éxito de un proyecto que está levantando nueva vida del polvo de Andalucía.

En 2016, con el apoyo financiero del programa Life de la UE, se seleccionaron 20 granjas de olivos en la región para adoptar un modelo de agricultura regenerativa, permitiendo que la hierba y las flores silvestres florecieran entre los árboles. Se plantaron varias especies locales, se instalaron cajas nido y se crearon estanques para fomentar la vida de insectos y aves.

En el estudio más grande del mundo sobre la biodiversidad del olivar, investigadores de la Universidad de Jaén y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), socios del proyecto Olivares Vivos , encontraron que en tres años, la población de abejas en los olivares regenerativos aumentó en un 47%, aves en un 10% y arbustos leñosos en un 172%, en comparación con 20 arboledas de control. A medida que los conejos prosperaban en la hierba, las aves de presa reaparecían.

También se descubrió que los herbicidas estaban matando a los insectos que comen las larvas de la mosca del olivo ( Bactrocera oleae ), una de las principales plagas del cultivo.

“Lo que estamos haciendo es volver a formas más tradicionales”, dice Paco Montabes, que cultiva 650 hectáreas (1.600 acres) de aceituna picual en Sierra Mágina de Jaén. “No arar entre los árboles mejora la retención de agua, reduce la erosión y las escorrentías después de las fuertes lluvias. La cubierta vegetal hace que el suelo sea esponjoso y absorbe la lluvia ”.

La iniciativa fue motivada por preocupaciones ambientales y económicas, dice José Eugenio Gutiérrez, de la organización conservacionista SEO Birdlife, el coordinador del proyecto. Los productores estaban preocupados por la erosión del suelo y la falta de biodiversidad, pero también estaban sufriendo financieramente a medida que un exceso global de aceite de oliva empujaba los precios por debajo del costo de producción. A menudo, las únicas personas que obtenían ganancias eran la planta embotelladora y los minoristas.

El enfoque de Olivares Vivos es una estrategia en la que todos ganan: la biodiversidad prospera mientras el aceite de oliva se certifica como producido en condiciones que aumentan la biodiversidad, en lugar de ser certificado simplemente como “ecológico”, dándole un valor agregado.

“Se puede cultivar bajo plástico y todavía está clasificado como ecológico”, dice Gutiérrez. “Necesitábamos crear un etiquetado que garantizara que el producto se produce mediante agricultura regenerativa”.

Dado que los productores ahorran dinero en herbicidas y pesticidas y pueden vender su aceite con una prima, el plan no ha pasado desapercibido en la región. Gutiérrez dice que más de 600 productores han expresado su interés en adoptar el modelo regenerativo.

 Nuestro objetivo es dejar de arar. Tenemos que devolverle la vida al suelo

Para leer el artículo Completo:
Fuente: The Guardian

Artículos relacionados

21 Jun 2022
Un trabajo coordinado por Ana Salvador y Teresa Sanz ha conseguido la sustitución total de grasas sólidas como mantequilla, margarina, grasa de palma y grasa de coco, por oleogeles, en la elaboración de croissants y otros alimentos de bollería y confitería. La estructura y las propiedades sensoriales del producto son muy similares a las del alimento convencional, pero con un perfil lipídico saludable.
15 Jun 2022
Es una fábrica de aceites que se creó en 1927, año en el que echa a andar esta fábrica en su sede actual en el municipio begijense. Pero, en el año 1989, José Jiménez y Manuel Rus compraron esta factoría de aceite cuando estaba al borde del cierre y, desde ese momento Oleícola San Francisco conformó su proyecto lleno de ilusión que tiene su semilla en el Aceite de Oliva Virgen Extra, pero que sus líneas maestras a seguir son la elaboración cuidada del aceite, así como la exquisitez y la calidad suprema.