Fundación Patrimonio Comunal Olivarero

Noticias de actualidad

26Oct 2020

El aceite de oliva reduce en un 30% los riesgos cardiovasculares

El aceite de oliva es un alimento fundamental en la dieta mediterránea. Numerosos estudios han asociado que un consumo equilibrado del mismo se traduce en ciertos beneficios para la salud. Uno de ellos es el realizado por Predimed, que relaciona la ingesta de aceite de oliva virgen con una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares. Los resultados demuestran que la ingesta de aceite de oliva virgen extra intensifica la función del colesterol de las lipoproteínas de alta densidad o HDL, pudiendo reducir el riesgo de las afecciones nombradas hasta en un 30%.

Un estudio reciente realizado por Predimed relaciona la ingesta de aceite de oliva virgen con una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares. Dicho estudio demuestra que se intensifica la función del colesterol de las lipoproteínas de alta densidad o HDL. Su consumo puede reducir el riesgo de las afecciones nombradas hasta en un 30%.

El estudio Predimed-Plus es uno de los mayores retos de investigación sobre nutrición realizado en España. En este estudio se evalúa el efecto de una intervención intensiva con objetivos de pérdida de peso. Se basa en el consumo de dieta mediterránea hipocalórica y la promoción de actividad física. También una terapia conductual en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Desde que comenzó el estudio, un total de 6.874 participantes han sido reclutados en 23 centros y hospitales junto con 7 grupos de apoyo de toda España.

En 2017, Fundación Patrimonio Comunal Olivarero aportó 66.150 litros de aceite de oliva virgen para Predimed Plus. Desde el comienzo del proyecto y hasta la fecha, FPCO ha apoyado esta investigación aportando 160.000 litros de aceite de oliva virgen.

El 39,6% del aceite que se consume en España corresponde a aceite de oliva no virgen

Según el último Informe del Consumo de Alimentación en España, el 39,6% de litros de aceite consumidos en el país corresponden a aceite de oliva no virgen. Le sigue un 25,3% de aceite de girasol. Este último posee una distribución de ácidos grasos más favorable que las grasas de origen animal o el aceite de palma. La temperatura de ebullición del mismo es más baja y el alimento se impregna más que el aceite de oliva.

También hay aceites de palma y de coco en los supermercados. Ambos son de origen vegetal y son ricos en grasa saturada. Pero no poseen el efecto cardioprotector del aceite de oliva.

«La cantidad de grasa recomendable para una dieta saludable oscila entre 30-35% del valor calórico total de la dieta», asegura el doctor Francisco Botella. Es especialista del área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN). El aceite de oliva virgen «debe constituir la mayor parte de este porcentaje, en detrimento de otras grasas menos saludables», explica.

El aceite de oliva picual, un aceite de oliva adecuado para cocinar

En el mercado se pueden encontrar muy diversos tipos de aceite de oliva. Ordenándolos de mayor a menor calidad se encuentran:

  • El aceite virgen extra. Es el más recomendable por sus requisitos fisicoquímicos y organolépticos , por su baja acidez o por ser rico en vitamina E, entre otras características.
  • El aceite virgen,
  • El aceite no virgen
  • aceite de orujo.

Cabe recordar que los aceites se pueden diferenciar entre suaves e intensos. La diestista-nutricionista Nerea Segura Alcaide explica que esto tiene que ver con la acidez y no con el sabor.

Otra manera de distinguir los distintos tipos de aceite es clasificarlos según el tipo de aceituna, cuyas peculiaridades se perciben en el paladar. En cualquier caso, a la hora de cocinar la mejor opción sería la picual ya que es muy estable.

Los expertos recomiendan consumir aceite de oliva virgen extra

Los expertos recomiendan el aceite de oliva virgen extra, por delante de las otras opciones. Se trata de elegir la grasa más saludable. La cantidad a tomar depende de muchos factores como la actividad física o la fisionomía de la persona.

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) recomienda un consumo mínimo de 20 gramos al día. Esto se traduce en una o dos cucharadas soperas. Mejor si es en crudo, como aliño o aderezo.

En el caso de ser frito, el aceite debe estar muy caliente sin llegar al punto de humo, en torno a los 170ºC. En caso de reutilizarse, lo aconsejable es no superar los 3 o 5 usos. Y filtrarlo antes de guardarlo. Respecto al almacenamiento debe realizarse en un lugar fresco y sin acceso a la luz. Y preferiblemente en un recipiente de vidrio oscuro.

Fuente: La Razón

Artículos relacionados

26 Jul 2021
Científicos de la Facultad de Medicina Lewis Katz de la Universidad de Temple (LKSOM), en Filadelfia (Estados Unidos), han probado que el aceite de oliva virgen extra (AOVE), un superalimento rico en antioxidantes protectores de células y conocido por sus múltiples beneficios para la salud, especialmente contra el envejecimiento y las enfermedades cardiovasculares, preserva la memoria y protege el cerebro contra la enfermedad de Alzheimer.
23 Jul 2021
El estrés es uno de los grandes males del siglo XXI, una cuestión que los expertos no pierden de vista por sus graves consecuencias. Existen dos tipos de estrés que, indican los profesionales deben distinguirse: el estrés oxidativo y el estrés como sinónimo de ansiedad. Ambos conceptos pueden ir de la mano y suelen causar un perjuicio a nuestro organismo.