Fundación Patrimonio Comunal Olivarero

Noticias de actualidad

18Jun 2021

Aceite de oliva virgen extra, el superalimento que estaba en casa

 

Tendemos a pensar que lo mejor siempre viene de fuera. En los últimos años, imbuidos en esa tendencia por lo natural, lo ecológico, lo solidario y lo políticamente correcto nos han hecho creer que los productos más sanos, los que de verdad fortalecen nuestra salud, vienen de los países más pobres. Así fue como la industria nos convenció de que la chía, la maca andina, las bayas de Goji y la madre y el padre de todas ellas eran en realidad la pera limonera, un auténtico maná venido del cielo ¡Pues no, queridos! Han tenido que venir los americanos para recordarnos –otra vez– que dejemos de hacer el tontaina, que el auténtico superalimento lo tenemos en casa; y se llama aceite de oliva virgen extra. Que si no existiera, habría que inventarlo.

 

Científicos de la facultad de Medicina Lewis Katz de la Universidad de Temple, en Filadelfia (EE UU), ha llegado a la conclusión de que no hay alimento más rico en antioxidantes y ventajas para la salud humana que el zumo de la aceituna de calidad virgen extra, emblema de la cultura y la dieta mediterránea. Protege contra el envejecimiento, previene las enfermedades cardiovasculares, curiosamente también ayuda a perder peso y, además, ahora se sabe que actúa como un potente escudo frente a las demencias, como el alzhéimer. No hay trigo sarraceno que lo supere.

 

Zumo que da vida de calidad

 

«Cada vez más estudios sugieren que la ingesta de aceite de oliva virgen está asociada a un menor riesgo de enfermedades crónicas de base oxidativa, que son las más prevalentes en las sociedades actuales». Así lo explica la médico Ana Tellería, que trabaja en la Unidad Asistencial de Dietética y Nutrición del centro médico IMQ Zurriola, de San Sebastián. El aceite de oliva virgen, mejor extra, se caracteriza por ser puro zumo de la aceituna, sin más aditivos, conservantes y colorantes que sus propios componentes originales. Más natural, imposible.

 

El último estudio sobre el poder de este alimento, firmado como digo por la universidad de Filadelfia y realizado en ratones, tiene que ver con una proteína llamada tau. Esta sustancia es la responsable de los llamados ovillos neuronales, una especie de nudos altamente dañinos que impiden la comunicación entre neuronas y que están presentes en el cerebro de pacientes con alzhéimer y demencia frontotemporal. El trabajo americano concluye que el consumo regular de aceite de oliva virgen extra permite al cuerpo humano defenderse mejor frente al daño cerebral que provocan las llamadas taupatías, o lo que es lo mismo, de las patologías causadas por este proteína tau.

 

El investigador principal de este trabajo, Domenico Pratico, presidente del a Fundación North Star para la investigación del alzhéimer, es contundente al valorar el impacto en la salud de este tesoro mediterráneo. «El aceite de oliva virgen extra –afirma– ha sido parte de la dieta humana durante mucho tiempo y tiene muchos beneficios para la salud, por razones que aún no entendemos complemente». Lo dice, claro, porque ésta no es la primera de sus investigaciones que apunta en esta dirección.

 

La ciencia ha demostrado que el aceite de oliva virgen es una auténtica fuente de salud. Anote sus principales ventajas.

 

1. Protege frente a las enfermedades vasculares. Porque está demostrado que evita el cierre de las arterias, la conocida como arteriosclerosis.

2. Es cardioprotector. Favorece una mejor circulación sanguínea, aumenta el colesterol ‘bueno’ (HDL), inhibe el ‘malo’ (LDL) y tiene efecto antitrombótico.

3. Frena el envejecimiento. Por su elevado poder antioxidante y antiinflamatorio.

4. Ayuda a perder peso. Acelera el metabolismo y elimina grasas no saludables.

 

Y tiene algo más de lo que carecen la chía y compañía. Sus beneficios no se logran a base de desequilibrar las dietas y, lo que quizás es peor, las economías familiares de sus países de origen. Esta noche, huevos fritos.

 

Fuente: El Correo

Artículos relacionados

30 Sep 2021
Andalucía debe invertir en optimizar sus olivares con el objetivo de conservar su competencia a nivel nacional e internacional, y para ello debe optar por una transformación del olivar hacia cultivos intensivos, irrigados, sostenibles y más eficientes que los cultivos tradicionales.