Científicos de la Universidad de Jaén demuestran beneficios de aceite de oliva como modulador microbiota intestinal

Científicos de la Universidad de Jaén demuestran beneficios de aceite de oliva como modulador microbiota intestinal
Posted in Noticias

Un equipo de investigadores de la Universidad de Jaén ha demostrado los beneficios de una dieta rica en aceite de oliva virgen extra (AOVE) como modulador de la microbiota intestinal – el conjunto de microorganismos que reside en el intestino- en comparación con una dieta enriquecida en mantequilla, que desarrolla factores relacionados con en el síndrome metabólico.

Este novedoso estudio surge del trabajo previo realizado por investigadores de los Departamentos de Ciencias de la Salud y Estadística e Investigación Operativa en torno a la comparación del aceite de oliva y otras grasas. En él analizan su papel diferencial en el desarrollo de enfermedades como la obesidad y la hipertensión. Ambos factores están estrecha relación con el síndrome metabólico. El estudio ha sido publicado en la prestigiosa revista médica Plos One.

El AOVE se refuerza como alimento saludable y funcional

El estudio se ha realizado con una muestra de ratones que se dividió en tres grupos. Dos de ellos se alimentaron con una dieta enriquecida en AOVE o una dieta enriquecida en mantequill. Es decir, grupos con dietas altas en grasa. El tercer grupo fue alimentado con una dieta estándar para animales de laboratorio.

Los resultados de la investigación apuntan a que la mantequilla aumenta el número de proteobacterias intestinales. Y esto se relaciona con un aumento de la insulina en sangre y la presión arterial. Ambos son parámetros fisiológicos ligados al desarrollo del síndrome metabólico.

Sin embargo, con el AOVE, pese a ser una dieta alta en grasa, se detectó un menor incremento en el peso corporal y la presión arterial. Y, además, se registró un mejor perfil de lípidos en sangre. No se produjeron estos cambios microbianos. El resultado del trabajo apoya el papel del AOVE como modulador de la microbiota intestinal. Asimismo, refuerza su posición como alimento saludable y funcional.

Los resultados del estudio son muy relevantes desde el punto de vista nutricional: hasta ahora se creía que las dietas ricas en grasa eran malas para la microbiota intestinal

Isabel Prieto es la responsable del grupo de investigación ‘Neuroendocrinología y Nutrición&’ de la UJA. Explica en un comunicado que las diferencias más marcadas con el AOVE las presentó la mantequilla. Ésta es una grasa saturada de origen animal que contiene colesterol. El AOVE es una grasa de origen vegetal, monoinsaturada y con un elevado nivel de polifenoles.

Por su parte, Magdalena Martínez, miembro del grupo de investigación ‘Microbiología de los Alimentos y del Medio Ambiente’, añade sus conclusiones. Asegura al diario La Vanguardia que “existe la cuestión social añadida de los tipos de patologías presentes en Centroeuropa, donde la mantequilla ha sido la grasa más utilizada para cocinar, y en la zona Mediterránea, donde se ha usado el aceite de oliva para ese fin, por lo que de esa manera estudiamos también la importancia de la dieta”.

Desde el punto de vista de la nutrición y la fisiología, los resultados del estudio son muy relevantes. Hasta ahora la idea mayoritaria en el sector científico y médico era que las dietas altas en cualquier tipo de grasa eran malas para la microbiota intestinal.

Fuente: EFE, La Vanguardia

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart