¿Robots en lugar de granjeros? La tecnología invade los cultivos

¿Robots en lugar de granjeros? La tecnología invade los cultivos
Posted in Noticias

La inteligencia artificial irrumpe cada vez con más fuerza en el sector agrícola. La empresa Iron Ox es la primera en el mundo en utilizar robots para cultivos… sin tierra. Su objetivo es aumentar la capacidad de producción en espacios reducidos, así como prescindir de manos humanas.

La empresa estadounidense Iron Ox ha abierto en San Carlos, California, su primera granja 2.0. Una granja dominada por la inteligencia artificial. En ella se producen alimentos y son robots los encargados de cultivar plantas. Para ello utilizan un programa informático llamado The Brain. Este software de aprendizaje automático es capaz de identificar y retirar las plantas con signos de estar afectadas por plagas o enfermedades.

El software The Brain es la torre de control que gestiona toda la producción. Monitoriza los datos que se generan. Así se asegura que todas las partes funcionen de forma cohesionada en tiempo real.

¿Robots en lugar de granjeros? La tecnología invade los cultivos

Robots dotados de módulo de transporte y brazo robótico independientes

Los robots, por su parte, reciben el nombre de Angus. Y son el verdadero protagonista de este sistema de cultivo, 100% digitalizado y robotizado. Constan de un brazo mecanizado que se encarga de cultivar, manipular y cuidar las plantas comestibles. Éstas se encuentran en bandejas rectangulares hidropónicas (para cultivo en agua, sin tierra). Y gracias a un módulo de transporte se pueden trasladar las bandejas dentro de las instalaciones de la granja.

Los robots Angus cuentan con un módulo de transporte y un brazo robótico. Ambos funcionan de forma autónoma y transmiten datos de manera constante a Brain, que los procesa junto con los datos que recibe de los sensores de toda la instalación, y controla los robots indicándoles cuándo, cómo y dónde actuar.

¿Robots en lugar de granjeros? La tecnología invade los cultivos

” La maquinaria aúna robótica e IA. Esto permite cultivar mejores productos”, ha afirmado a EFE AGRO Brandon Alexander, cofundador y director ejecutivo (CEO) de Iron Ox.

Una granja robotizada e hidropónica bajo cubierta

En la actualidad, la granja de Iron Ox está a pleno rendimiento. De momento, sus creadores pretenden aumentar la disponibilidad, calidad y sabor de las verduras de hoja verde y de diversas hierbas aromáticas. Esto incluye variedades como la lechuga romana, la lechuga mantecosa y la col rizada, así como albahaca, cilantro y cebollino.

La principal ventaja que ofrece este sistema de “robots cultivadores” es que ahorra tiempo y costes. Las labores de cosecha tradicionales requieren, en la mayoría de los casos, de mucha mano de obra. Se necesitan muchas manos para sembrar, recoger y vigilar las plantas. Son tareas que se hacen miles de veces al día por granjeros en las granjas convencionales.

Un equipo de expertos en ciencias botánicas supervisa los procesos

Pero en esta granja plagada de robots no todo el trabajo lo hacen las máquinas. La tecnología se encarga de la producción. Sin embargo, de la seguridad y buena salud de las plantas se encarga un equipo de expertos en ciencias botánicas. Son ellos los que estudian cómo optimizar los recursos, maximizar el crecimiento de los cultivos y estandarizar los procedimientos. Todo ello, garantizando la máxima seguridad de los alimentos.

¿Robots en lugar de granjeros? La tecnología invade los cultivos

La labor humana también está presente en otra fase del proceso productivo. La siembra y parte de las labores posteriores a la cosecha, como la recolección de las hojas perdidas y el empaquetado, son efectuadas por personas.

Cabe destacar que este tipo de cultivos es sostenible y persigue mejorar el abastecimiento de alimentos. Según los propietarios de Iron Ox, la agricultura tradicional no funciona adecuadamente para abastecer de alimentos a una población creciente. Por ello, están convencidos de que la agricultura autónoma podrá solucionar en parte este problema.

Este tipo de sistemas de cultivo inteligente permite cultivar 30 veces más productos por acre (4046,85 m²) que las granjas tradicionales. Además, requiere menos mano de obra humana y consume menos energía.

Fuentes: Xataca, EfeAgro

 

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart